Jue. Abr 18th, 2024

Noche histórica la que se vivió en el Dignity Health Sports Park, este lunes la Selección Nacional de México venció 2-0a Estados Unidos,las anfitrionas de la Copa Oro Femenil, en partido por la jornada 3 de la fase de grupos.

Aún con la clasificación asegurada, Estados Unidos se lanzó al frente y desde el inicio mandó algunas de sus mejores armas como Rose Lavelle, Lynn Williams, Trinity Rodman y Sophia Smith.

Los primeros minutos del encuentro fueron ríspidos, las locales mantenían la posesión del balón pero el conjunto mexicano anuló de forma efectiva todos los movimientos de su rival, ejerciendo la presión e intensidad necesaria para evitar la desventaja temprana en el marcador, provocando así apenas al minuto 29 la tarjeta amarilla para Lizbeth Ovalle.

La propuesta de Pedro López era aguantar los embates estadounidenses y esperar una oportunidad en salida con María Sánchez o la propia Ovalle, siendo ésta última la que al 38’ presionó a Sauerbrunn en un balón largo para después adueñarse de él y colgarlo al ángulo.

Casi de manera inmediata, Karla Nieto se animó de media distancia para ampliar la ventaja mexicana pero su disparo se estrelló en el travesaño. Con el momento anímico a su favor el conjunto tricolor supo aguantar y llevarse el 1-0 al descanso.

Para la parte complementaria, las tetracampeonas del mundo quisieron reaccionar ante el marcador en contra y mandaron a la cancha a Alex Morgan así como a Emily Sonnett para apoyar en defensa.

Por su parte, México respondió con cambios que ayudaron a refrescar piernas para ampliar la pizarra, fue así que entraron Jasmine Cazares al 68’, Mayra Pelayo, Diana Ordóñez y Karina Rodríguez al 82’.

El orgullo de las mexicanas hizo que lucharán en todo el partido y al 90+2’ la recién ingresada Pelayo recibió un cambio de juego por parte de Karen Luna, se enfiló hacia al área, hizo una bicicleta que dejó a Midge Purce y desde fuera del área mandó a guardar el esférico al poste cruzado para liquidar la victoria del conjunto azteca en tierras estadounidenses.

Esto significó un triunfo histórico para la selección mexicana que desde 2010 no había podido vencer al cuadro de las barras y las estrellas, la última vez que lo consiguió fue en el Premundial de Cancún cuando se impuso 2-1 y mandó a Estados Unidos por primera, y única vez, al repechaje para una Copa del Mundo.

Con este resultado, México avanza a cuartos de final como líderes de grupo con 7 puntos, seguida de Estados Unidos con 6 tantos y espera rival para la siguiente ronda de la primera edición de la Copa Oro.

(Visited 23 times, 1 visits today)