Sáb. Jul 13th, 2024

El América está a un paso de consagrarse como el cuarto bicampeón en la historia de los torneos cortos, y esperará al rival que surja entre Cruz Azul y Monterrey.

La semifinal se puso en marcha siendo una calca de lo que ocurrió en la ida, cuando al 14’ Guadalajara perdonaría de nueva cuenta a las águilas en una mala anticipación de Malagón que permitió a Alvarado hacer de las suyas, pero el poste también se teñía de amarillo al salvarse del primero.

Tras la más clara de la primera parte, el conjunto azulcrema contestó con fuerza a los 25’ en un remate de cabeza de Reyes (quien ya daba avisos de lo que podría hacer en el juego aéreo), y la pelota se iba rozando el palo derecho. Este empuje permitió al equipo de casa recobrar cierta memoria futbolística que había perdido desde la eliminatoria anterior, solo cuestión de tiempo haría que el marcador se moviera.

De hecho, al regreso de los vestuarios, Beltrán, en una jugada de buena colectividad chiva, pudo inaugurar la partida, sin embargo, su remate pasaba cerca del arco rival apenas al 52’.

El reloj consumía a Gago y sus chivas, el cual vio en Chicharito la oportunidad de un ansiado gol que cayó segundos después de su ingreso, en un balón parado que remató Lichnovsky y finalizó por doble cabezazo Reyes para desatar la locura en el Azteca.

A pesar de los intentos la realidad fue que la escuadra tapatía no halló el premio que debió catapultar, y esa cuestión del fútbol hizo que el cuadro de Jardine, con un tanto de ventaja, se impusiera al rebaño en una noche que le permite soñar al americanismo con el bicampeonato.

(Visited 30 times, 1 visits today)