Vie. May 24th, 2024

La edición 135 de la rivalidad más grande de la Sultana del Norte, entre Rayados y Tigres dejó uno de los mejores clásicos de los últimos años que finalizó en empate a 3 en la jornada 15.

Ni más de un minuto duró el compromiso emparejado cuando, en una conexión tigre con Javier Aquino, quien centró un balón  venenoso al área chica, y Juan Brunetta, que se encontró libre y sin marca, para que ambos consiguieran desestabilizar la pizarra de un clásico que se preparaba para un juegazo.

Monterrey, que por tercer partido consecutivo había arrancado perdiendo, no se podía dar el lujo de caer, y menos ante su eterno rival. Fue así que al 8’, Luis Romo lo cruzaba a Rodríguez tras un pase que nadie vio venir por parte de Sergio Canales. Los dos equipos brindaron una batalla a cara descubierta por más de cuarenta minutos, hasta que, en plena reposición, Herrera respondiera empujando la bola a tres metros del arco.

La ventaja felina aumentaría a 39” segundos del reingreso, ya que, como si se tratara se una calca del primero, Brunetta le repetía la dosis a los locales, pero ahora con asistencia de otro verdugo llamado André-pierre Gignac. Lo peor que pudo hacer Robert Dante Siboldi fue guardar a sus mejores hombres, porque los de Fernando Ortiz se llenarían de ilusión al 60’ con la definición de Gerardo Arteaga que, aparte de estrenarse, dejaba con vida a su equipo.

A partir del segundo los Rayados se la creyeron. Combatieron hacia el final, y luego de una incesante presión de la que incluso pudieron caer, conseguían con Germán Berterame tocar el cielo gracias a un testarazo cargado de efusividad con el que lograba un resultado histórico.

(Visited 20 times, 1 visits today)